la mujer que luce siempre joven

Está en un problema: el famoso lugar al que ha ido durante todos estos años para hacerse cirugías faciales se niega a hacerle otra. La piel de su cara se ha estirado tanto que parece un globo a punto de estallar y ellos no quieren aceptar la responsabilidad de que ella sonría frente a una cámara y explote como un tomate reventado por un petardo sobre las lentes y el público.

Pobre muñeca. Ella es otra de nuestras estrellas sin edad. Pero tiene ánimo: ella nunca morirá. Las películas duran más que nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *