La señora y la cuenta del teléfono

Usted dijo okey,

¿larga distancia?

¿okey cuándo?

Mi amor, Central,

¡era eso!

Estoy loca y disgustada

con ese negro ahora.
No pagaré con cobro revertido,

de ningún modo.

Usted dijo, yo lo pagaré–
¿de otro modo se llevará mi teléfono?
Será mejor que deje mi teléfono tranquilo.

Yo no pedí que me telefonearan.
Roscoe sabe muy bien que la larga distancia no es gratis.
Si lo llego a atrapar,

mi Dios, ¡ten piedad!
Llamarme desde Kansas City
¡sólo para decir que me ama!
Sabía que era eso.
¿por qué no me dijo algo que yo no supiera?

Por ejemplo, ¿qué pueden hacer otras chicas,

que esta Alberta K. Johnson no pueda hacer,

y más también?

¿Qué es eso, Central?
¿No dijo que no le importaba nada de mis asuntos privados?

Bueno, por lo menos su cuenta de teléfono,

¡eso sí me importa!

¡U-humm-m… Sí!
¿Dice que yo dí mi okey?
Bueno, puede quedarse con ese okey–
¡pero tenga por seguro que no la pagaré!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *