Punto de vista

Si me canso de los árboles persigo de nuevo a la humanidad, bueno, sé dónde esconderme al amanecer, en una pendiente donde el ganado cuida el césped. Allí en medio de los enebros me inclino, me oculto, veo definidas en blanco a lo lejos las casas de los hombres, y más lejos aún, las tumbas de los hombres en una colina opuesta, vivos o muertos, todos están para ser recordados. Y si para el mediodía ya tengo demasiado de esto, sólo tengo que girar mi brazo y he aquí el sol desde el lado de la colina que pone en mi rostro un resplandor, mi aliento sacude las hojas como una brisa, huelo la tierra, huelo la planta machucada, veo adentro del cráter de la hormiga.

 

poema en prosa de Robert Frost, traducido por HM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *