Camino a octubre

(Agencia Maldita Realidad)

Mientras sociólogos y comunicadores progresistas y voceros del gobierno se desviven y pujan por explicar las gracias y virtudes del gobierno de Cambiemos, los sesgos autoritarios, el avasallamiento del estado de derecho, la ruina de los principales sectores industriales y de las economías regionales, la “fabricación” ininterrumpida de pobres continúa y el hambre –constatada por el aumento de los índices de desnutrición infantil- se asienta en todos los distritos del país. Pero no importa. Los globos y las sonrisas, los discursos huecos de autoayuda, la apelación permanente al “equipo”, el vaciamiento de la cultura y el culto a la imbecilidad más completa están a la orden del día. Las mentiras permanentes en los medios oficiales, el fraude asqueroso en las PASO, la desaparición forzada de Santiago Maldonado, la persecución y bullying a Milagro Sala, el maltrato a las organizaciones de derechos humanos, el uso abyecto de Venezuela en la campaña, toda la hediondez que exuda el gobierno flotará en el aire en el camino a octubre, cuando se reconfirme el fraude, la intimidación y la consolidación de la mafia oligárquica que gobierna Argentina. Una timorata CGT se anima a hacer una manifestación para la semana que viene cuyos resultados serán nulos. La CIDH ordenó liberar a Milagro Sala y la siguen teniendo secuestrada y humillada. Macri se operó la rodilla y podrá continuar sus viajes y andanzas para robar, chicanear, apretar, negociar y confabular con traidores y lameculistas para perpetuar su restauración de la década infame. El camino se avizora sinuoso y nauseabundo. El desaparecido continuará desaparecido, y probablemente se concrete otra desaparición antes de las elecciones. Se ve que al pueblo argentino le encanta que su gobierno tenga la potestad de reprimir salvajemente y hacer lo que se le antoje con CFK y sus seguidores. Probablemente se concrete el sueño más deseado de apresar a la ganadora más eminente de las PASO. Bonadío la acusará de traición a la patria; algún otro juez lacayo le impondrá cárcel por delitos de defraudación al estado, hasta es probable que la proclamen públicamente “asesina de Nisman” (lo que ya hicieron Clarín, América y los medios subsidiarios). Toda la retahíla de bravuconadas y patoterismo de PRO-Cambiemos se fortalecerá y proseguirá su andar impune hacia la consagración en las próximas legislativas. No importa que haya perdido con Cristina, no importan las miles de personas que todos los días caen en la desocupación e indigencia. La carita ingenua de María Eugenia Vidal seguirá dando cátedra de cómo se maneja la provincia mientras los pavorosos paisajes de industrias abandonadas y niños clamando por un vaso de leche se reproducirán en forma constante. Se prepara una reforma laboral neoesclavista como la brasileña, se proyecta la reprivatización del sistema jubilatorio, se espera un recrudecimiento del ajuste y el castigo a cualquiera que ose oponerse a los designios del gobierno. Entretanto, el INDEC seguirá informando que la inflación está controlada y que hay brotes verdes por todos lados, y que la Argentina va a crecer y que la riqueza se va a derramar en todos los estratos sociales. Post-verdades y mentiras que se instalan a diario y que los “intelectuales orgánicos” (si así cabe denominar a los Lanata, Legrand, Levinas, todo Intratables, canal 11, etc.) las comentarán y opinarán y elogiarán la acción de gobierno ante una Argentina cada vez más agrietada y esquilmada. Este es el hermoso camino a octubre que nos aguarda mientras se mantenga incólume el “Equipo de los sueños” macrista y nadie se atreva a hacer un acto de resistencia. Ni siquiera CFK parece la salvación, con su nueva estrategia conciliadora y autocrítica. Ni siquiera los “terroristas” del RAM. Quebracho está desarticulado y lleno de “servicios” (agentes de la AFI –ex SIDE). Los argentinos estamos penetrados por la gran verga de Macri y la oportunidad de las elecciones de poder sacársela de encima ha fracasado, no por voluntad del pueblo sino por el fraude consumado. Hete aquí el camino a octubre, será cuestión de aguantar o reaccionar cortándole el pene al violador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *