Mini tour de Macri y Temer por Libia para aprovechar una subasta de esclavos

por Agencia Maldita Realidad

Si bien se intentó mantener una absoluta reserva, y se consiguieron “dobles” para reemplazar por cuatro días sus figuras presidenciales, los presidentes de Argentina y Brasil emprendieron durante el último fin de semana una mini-gira por Trípoli y Bengasi, convocados por una oportunidad única en el mercado y de hacer pingües negocios en la Libia devastada por la guerra, bien al estilo yanqui-europeo. Es una gran mentira que el mandatario brasileño estuvo internado por una angioplastía, falso de toda falsedad que el mandamás argentino se quedó preocupado en Mar del Plata para supervisar las maniobras de rescate del ARA San Juan, o atender al avance de su “Campaña del Desierto” en el sur argentino, abocada al exterminio del pueblo mapuche, particularmente de sus representantes más nobles y auténticos, como el nuevo héroe-víctima Rafael Nahuel. Lo cierto es que se comunicaron el viernes por la mañana, por iniciativa del jefe de estado brasileño, que aburrido en su casa, navegando por Internet se enteró de la ganga. Enseguida se le ocurrió llamar a su socio y querido colega argentino. Lo conoció en profundidad y sabe que le encantan las aventuras comerciales. Este fue el diálogo telefónico:

-Hola Mauricio, ¿cómo estás, todo bien?

-Sí, Michel, fantástico, aquí todo marcha sobre ruedas. Ya viste que estamos matando indígenas como vos. Eso nos lo van a agradecer mucho las empresas y varios amigos nuestros, como Benetton, Lewis, ya los conociste vos también… Son unos fenómenos, aquí estamos festejando que le ganamos a la yegua, con el país de nuevo en marcha…

Aquí Temer lo interrumpió:

-¿Y el submarino, ya lo encontraron?

-No, ni a ganchos, Michel, hable con Donald y me dijo que me va a dar la guita para sobornar a los familiares, pero no es recomendable que aparezca…

-Pasemos a otro tema entonces, y al motivo de mi llamada. Vamósnos en un viaje relámpago a Libia, vi ofertas espectaculares de esclavos.

-¿Pero estás loco, Michel, hace falta viajar hasta allí, no se pueden comprar por Internet?

-No, imposible, sería muy fácil de esa manera… La seguridad nos la van a dar marines yanquis apostados en la costa, y capaz que la gente de allí ni nos reconoce. Va a ser un viaje relámpago, divertido, podremos irnos de putas y sacarnos unas fotos con inmigrantes hambrientos, eso se reconoce en la política de hoy, dar una imagen humanitaria…

-Sos un genio, Michel, reservame un pasaje.

-Salimos el sábado a las dos de la tarde desde San Pablo, nos vemos en el aeropuerto.

-Abrazo, Michel, “secreto de estado”.

-Secreto de estado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *