Canción del Huracán

Mujer, no esperarás al huracán toda la noche en mi lugar,

nos cubriremos como las lámparas y dejaré que aceites mi cuero cabelludo.

Por favor, necesito que las buenas manos de una mujer se atrapen en mi cabello,

haciendo que mis nudos se vuelvan manteca.
Toda la noche lo agitaremos.

El amanecer se inclinará demasiado pronto,

tú te irás sola al mundo húmedo y ventoso,
sabiendo de mis visiones únicas de medianoche.

 

Kevin Young, traducido por HM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *