Retrato del artista como un hombre prematuramente viejo

Es un conocimiento común para cada estudiente y aún cada bachiller en artes, que todo pecado se divide en dos partes.

Una clase de pecado es llamada pecado de comisión, y éste es muy importante,

y es lo que estás haciendo cuando haces algo que pretendes,

y el otro tipo de pecado es simplemente opuesto y es llamado pecado de omisión,

y es igualmente malo a los ojos de la gente bienpensante,

desde Billy Sunday a Buda, y consiste en no haber hecho algo que deberías.

Debo igualmente darte mi opinión de estos dos tipos de pecado,

ya que de algún modo,

uno contra el otro los estamos contrastando,

y esto es, no molestes tu cabeza con pecados de comisión porque,

no importa cuán pecaminosos se vean, al menos terminan siendo divertidos,

de otro modo no los hubieras cometido.

Es el pecado de omisión, el segundo tipo de pecado,

que deja huevos bajo tu piel.

El modo en que de verdad eres dolorosamente mordido,

es por el seguro que no has tomado y los talonarios de los cheques que no has agregado,

y las citas que has incumplido y las cuentas que no has pagado

y las cartas que no has escrito.

También, los pecados de omisión tienen una falta de belleza particularmente dolorosa,
puntualmente, no es como una tumultuosa letra-roja de día o de noche

que rehúyes cumplir tu obligación,
No obtuviste un estremecimiento por la pervertida prohibición

cada vez que dejas que caduque una política o te olvidas de pagar una cuenta,
no golpeaste a los muchachos en la espalda en la taberna y gritaste fuerte  Wheee,
rallemos todos en escribir sólo una letra más antes de irnos a casa,

y esta rueda de cartas no escritas está sobre mí.

No, nunca obtendrás diversión de cosas que no has hecho,

pero son las cosas en las que no me gusta estar metido,

porque las cosas apropiadas que no has hecho te darán mucho más problema

que las cosas inapropiadas que has hecho.

La moral es que probablemente sea mejor no pecar del todo,

pero si algún pecado estás persiguiendo, bueno,

recuerda cometerlo haciendo más que no haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *