Galardonado de los humildes

¡Oh, Musa sagrada, excusa mi lira!
Mi verso es un canto errante,

invoco la rima para el pueblo simple

de crianza sabia:

para pegar a las abuelas grises

dentro de la cobertura de un album,

para pasar primero a las docellas en clase

y para que se queden los muchachos.
Tomo la arcilla de cada día y la moldeo en mi forma,

busco rastrear el lugar común con humor y compasión.

Soy de la tierra, y mansamente intento ser supremamente humano:

para agradar, planeo, al pequeño hombre

y conquistar a la pequeña mujer.

 

Ningún tema maldito intimida mi sueño

de amor-compañero y tristeza,

entono mi laúd para prostituir,

al sacerdote conduzco mi cancioncilla.

A través de la mugre del canal está en mi rima,
me inclino ante los altares santos…

Dios, humíllame, así podré ser el Galardonado de los Humildes.

 

Robert William Service, traducción de Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *