Triunfo

¿Por qué estoy lleno de alegría si llovizna en el césped?

¿Por qué estoy comprando Veuve Cliquot y preparando los tragos?

¿Por qué me paro como un príncipe en medio de mis compañeros y nadie me envidia?

¡Sí, dioses del golf! Hoy hice un hoyo en Uno.

Dirigí mi bola alto hacia el cielo, que sobrepasara la colina,

intenté adivinar cómo se sostenía sobre el canal quieto.

Trepé la elevación, seguro de que la había enviado derecho al verde:

miré y miré, no se veía ni un rastro de ella.

Mi compañero dio un golpe corto al palo,

luego lo escuché gritar ronco, ¡bravo!

Ajustó la mano dentro del hoyo e hizo destellar mi bola.

Sí, era mía. ¡Oh, qué emoción!
Qué golpe de dandy he hecho por suerte, bueno,

garantizo una pequeña habilidad, he hecho un hoyo en Uno.
Y aunque mi puntaje sea ochenta impar, a pesar de ello no me rendiré,

tan redondo como la pista que camino, nunca gané una copa.

El 19 de mi handicap, con mi juego se divierte pero grita: “En el 17 del verde hizo Hoyo en Uno”.

 

Robert William Service, trad. HM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *