Simpatía

Mi musa es simple,

pero es bonito que no necesites pensar dos veces las palabras que escribo.

Considero que tengo un toque común

y si dices que hablo demasiado mal contesto: ‘¡Silencio!’

No envidio el terreno del poeta,

él tiene algo que yo no, compañero, lo sé.

Pero tengo algo que quizás él envidia un poco de mí,

soy más bien módico.

Estoy hecho de arcilla común,

desde una zanja peleé a mi manera,

y por eso mientras el poeta explora los cielos

mi mirada se dirige sombría a las alcantarillas,
soy terrenal.

Y aún tengo un don,

quizás denegado a los orgullosos poetas que se burlan de mí,

conozco los corazones del pueblo humilde,

también anduve encorvado bajo el arado:

así pues, deja que mi verso hacia ellos evoque tu simpatía.

 

traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *