El aprendiz

He aprendido de todos los amigos que he tenido
que la naturaleza es lo mejor,
y hacia ella como un niño corro
anhelando su pecho de madre
para que me reconforte en la angustia de alma
y en el bosque verde encontrar lejos del desamor del mundo
pura paz mental.

He aprendido el mejor de los caminos sencillos
y aunque amo vagar sé que en el brillo del hogar en llamas
está la bendición de llegar a casa.
Uso más ropa vieja que nueva,
camino más que manejo
y como mis anhelos son tan pocos disfruto de estar vivo.

He aprendido que la felicidad es todo, una dulzura de la mente,
y deberías purgar tu corazón de hiel, tratar de ser amable.
Es el mismo Dios quien hará que el aprendizaje sea menos duro para ti.

Traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *