Plutócrata plebeyo

Tengo un Cadillac encantador, un elegante chofer en traje azul,

y cuando me siento detrás veo su carnoso cuello.

Y déjenme susurrar, aunque piensen que soy un viejo excéntrico,

que de Claude me escabullo con frecuencia para abordar un autobus.
Un demócrata, amo la multitud, el bullicio y el ruido,

las esposas del mercado que charlan a los gritos mientras salen y entran.

Me río mientras pago mi céntimo con semblante meticuloso:

no pueden creer lo feliz que soy a bordo del autobus.
El conductor de mi Cadillac tiene una sonrisa tan arrogante,

estoy seguro de que me daría el saco si me viera aquí.
Su horror lo compartirían todos mis amigos, que sólo podrían verme así:

un jubiloso multimillonario a bordo de un autobus.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *