Procreación

Hiere mi orgullo que deba ser el tema de una noche de lujuria,

hasta los obispos estarán de acuerdo en obedecer la necesidad biológica,

aunque sin duda con más dignidad que nosotros el polvo del hombre que se acuesta.
Pienso que el Señor cometió un error cuando diseñó la raza humana,

que el hombre y el ángel en la realización deberían tener a la brutalidad como base.

Jehovah debió haber planeado por lo menos no confundirnos con la bestia.

Así con humillación pienso en mi básico origen,

y aún con cierto alivio suspiro,

debí haber sido concebido en pecado en lugar de ser, creo,

el retoño de una tarde nupcial.

Así que cuando veo en el rostro de la belleza,

o en el del rey o un santo o sabio,

me parece que oscuramente rastreo su transformación en rabia en celo…
he sido consejero de la deidad, y me parece que debió haberlo planeado de un modo más sabio.
traducción: Hugo Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *